Alcohol y adolescentes

No sé si España es un país tan cutre como cree el autor de La ciudad de los prodigios,  pero el comportamiento de algunos de sus habitantes roza muchas veces la hipocresía, o cae de lleno en un buen número de contradicciones. Sirva de ejemplo lo que pasa con el consumo de alcohol. En efecto, droga de acceso fácil y casi universal, por un lado; droga que genera constantes campañas de prevención, por otro. No deberíamos extrañarnos, pues, de que un reciente artículo del diario El País sobre esta cuestión se haya titulado así: El hijo de “botellón”, los padres en la inopia.

 

Para salir de este agujero negro, nuestras queridas amigas del Equipo Municipal de Prevención de Adicciones, del Ayuntamiento de Zaragoza, han elaborado un folleto dirigido a los progenitores de los chicos y chicas de secundaria. El documento incluye una serie de pautas que se consideran de utilidad en la prevención del consumo excesivo de alcohol. ¡Suerte!

Orientación académica en 3º y 4º de ESO

Las promesas hay que cumplirlas: aquí tenéis el pdf con las transparencias que utilicé durante la charla de ayer. Incluyo también dos de los recursos que más os pueden ayudar en el proceso de toma de decisiones:

  • El programa Orienta, para que lo descarguéis en el disco duro de vuestro ordenador.
  • Los materiales del antiguo centro de orientación profesional que promovía la CEPYME.

Ambos se pueden encontrar pinchando en la pestaña Orientación académica y profesional de este blog, en la cabecera.

¡Suerte con la elección!

Educación socioemocional

Estamos de enhorabuena. El pasado 25 de marzo nos concedieron una de las ayudas económicas correspondientes a la convocatoria de Proyectos de Cooperación en materia de investigación entre Departamentos Universitarios y Equipos de Personal Docente de Institutos de Educación Secundaria (B.O.A., ORDEN de 1 de marzo de 2011).

Con este proyecto pretendemos enseñar a nuestros alumnos de 1º de E.S.O. un conjunto de habilidades sociales y emocionales que contribuyan a mejorar la convivencia, las relaciones sociales y la resolución de conflictos en el centro. Las destrezas que se están trabajando son las siguientes:

  • Habilidades emocionales personales o intrapersonales: constituidas por aquellas competencias socioemocionales propias de la persona y de su regulación interna. Entre ellas destacan las siguientes: 

Conciencia o conocimiento emocional, concebida como la habilidad de reconocer de forma consciente, entender y pensar acerca de nuestras propias emociones y valores. Cuando podemos identificar y describir nuestras creencias, valores, emociones y limitaciones emocionales somos más capaces de crear relaciones positivas con los demás.

Regulación o control emocional, entendida como la habilidad para manejar las propias emociones, tanto positivas como negativas, de forma apropiada. Supone tomar conciencia  de la relación entre emoción, cognición y comportamiento. Supone también la capacidad para generar sentimientos que faciliten el pensamiento.

  • Habilidades sociales, grupales o interpersonales: constituidas por aquellas competencias socioemocionales propias de la persona pero en relación con el entorno social y de su regulación externa.  Estas están formadas a su vez por:

Empatía, concebida como la habilidad de entender las emociones, creencias y valores ajenos. Cuando podemos entender, respetar y valorar las creencias, emociones y valores de los otros somos más efectivos creando relaciones positivas, trabajando con y aprendiendo de esas otras personas.

Comunicación y expresión emocional, entendida como la habilidad para comunicar nuestros valores, pensamientos y sentimientos de manera adecuada. Una comunicación eficaz y asertiva son claves para unas sanas interacciones interpersonales.

Habilidades sociales y de resolución de conflictos, esto es, destrezas dirigidas a construir y mantener relaciones sociales y solucionar problemas interpersonales. Estas capacidades implican poseer estrategias para formar y mantener relaciones, solucionar problemas y conflictos con otras personas.

  • Las técnicas de atención plena o mindfulness facilitan, a su vez, el mejor desarrollo de estas cinco habilidades desde dos perspectivas:

– Favorecen el desarrollo de las habilidades emocionales personales o intrapersonales. Lo hacen eliminando el malestar emocional causado por la multitarea, el zapping mental y la dispersión emocional.

– Facilitan el desarrollo de las habilidades sociales, grupales o interpersonales. Lo hacen mediante la reducción del tono de activación general del individuo y de la clase. Se crea así un nivel de relajación tanto personal como grupal que permite el mejor desarrollo de las sesiones y mejora el rendimiento y el aprendizaje.

Cuadernillos de orientación para 3º y 4º de E.S.O.

Mis colegas Eliseo Nuevo y Susana Morales han publicado, en TEA ediciones, unos excelentes cuadernillos de orientación académica y profesional para los alumnos de 3º y 4º de E.S.O.

En ellos he procurado incluir la información relativa a nuestra comunidad autónoma, de modo que os sirvan de ayuda en el proceso de toma de decisiones sobre vuestro inmediato futuro. En definitiva, se trata de que cada uno de vosotros pueda responder a la pregunta ¿Qué estudios son los que más me convienen? de la forma más sensata posible.

En estos enlaces podéis consultar los dos cuadernillos:

Para que la extensión de los folletos no fuera exagerada, he tenido que restringir un tanto sus contenidos. No encontrareis, por ejemplo, los centros concretos en los que se pueden cursar las diferentes opciones: programas de cualificación inicial, grados medios, etc. Estos detalles, así como el conjunto de la oferta educativa, aparecerán en breve plazo en La Carpeta, la revista editada por el Instituto Aragonés de la Juventud. De momento, os aconsejo que pinchéis en el número del año pasado. Un paseo por sus más de cien páginas es muy probable que acabe con cualquiera de vuestras dudas.

El profesor ideal

Sí, sí, ya sé que tendría que haber subido esta entrada bastante antes, pero el inicio del curso ha resultado más duro de lo esperado. El caso es que aquí os dejo las opiniones de mis alumnos sobre cómo debería ser “el profesor ideal”.

  • El profesor ideal es el que nos enseña  lo que el alumno quiere aprender y hace la clase más amena dentro de las posibilidades; que se vea que sabe de la asignatura y que tenga soltura a la hora de explicarla. También el que nos ayuda si tenemos alguna dificultad y nos motiva para sacar todo adelante. Nos gustaría tener un profesor intermedio, que no fuera ni muy duro ni uno que pase de todo y no nos enseñe prácticamente nada. Y que además premie el trabajo diario y el comportamiento del alumno y  que no solo se base en el resultado del examen. Lo que no nos gustaría es que hiciera diferencias entre los que son más inteligentes  que otros. El profesor deberá ayudar a las personas que necesiten más su ayuda pero sin dejar de lado al resto.
  • Un profesor es, para nosotros, aquel adulto que nos da clase, nos pone exámenes que nos agobian, y con el que nos pasamos la vida peleados porque no vemos justas las calificaciones en proporción a nuestro esfuerzo. Para nosotros el profesor ideal es aquel que nos ayuda en todo lo que puede, el que cuenta  con nosotros para hacer la clase más amena y así estar más atentos y con más ganas. Con el cual podamos hablar porque nos da confianza, el que te ayuda con las dudas sin perder los nervios, ni decir que eso lo tendríamos que entender y que no va a retrasar la clase por nuestras preguntas. Aquel que  no nos juzga y nos pone una etiqueta. Al que hay que respetar pero porque él se lo gana, no porque sea una obligación. Que respete nuestras opiniones aunque no las comparta, alguien con quien nos sintamos a gusto dando clase y sabiendo que podemos hablar y decir una burrada, y que no nos va a recriminar, alguien con quien poder reírnos aunque también tener unos limites y no confundirlo con un amigo. Saber que podemos contar con su comprensión en un mal día en el que no estemos para estar de buen humor y se nos escape alguna mala contestación. En total, alguien que cuando digamos ¿Qué toca? Nuestra contestación sea “tal asignatura” y no nos desagrade sino todo lo contrario, ya que estamos motivados y nos gusta el ambiente en la clase.
  • Tendría que ser un profesor al que le guste su trabajo y que  no esté amargado de dar clases. Que sepa enseñar bien y tenga interés en sus alumnos, que sepa cuando se puede estar de cachondeo y cuando estar serios y trabajando, que anime a los estudios y que sus clases sean dinámicas y entretenidas, pero que se aprenda bastante. También que trate a todos sus alumnos por igual, tanto a los que sacan buenas notas como a los que no y que no mande muchos deberes para casa. Que algunas veces haga sus clases con ayudas de vídeos explicativos o con Internet y que antes de los exámenes repase todo lo que entra resolviendo dudas y quitando algunos apartados si es mucho lo que va a entrar.
  • Tiene que ayudar a los alumnos dependiendo del ritmo de estudio de cada uno, sin tener que retrasar a todos los demás, intentando llevar un nivel adaptable para toda la clase. Las clases han de ser  más dinámicas, prácticas, de modo que todos los alumnos participen en clase. Nuestro profesor ideal no tiene que mezclar su vida personal con la profesional. Un punto que hemos dejado para el final y no por ello menos importante es el respeto que deben tener los profesores con nuestros pensamientos y las ideas de cada alumno sin tener que inculcarle su parecer de todas las cosas. Para nosotros un buen profesor tiene que saber sobre su asignatura por supuesto, pero más importante aún es saber explicarla a los alumnos. También creemos que es importante que le guste la educación para que nos sepa tratar correctamente. Pensamos también que tiene que tener un nivel de exigencia alto para que en próximos cursos vayas mejor en esa materia, aunque ese año lo pases mal.